America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    A LA COMUNIDAD PARROQUIAL DE LA ISLA MACIEL

     

    Como grupo de curas en la opción por los pobres, queremos solidarizarnos con la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima de la Isla Maciel, que durante años fue acompañada pastoralmente por nuestro hermano, el padre Paco Olveira, de manera ejemplar.

    Es central para la identidad y la vida de un pueblo el ejercicio de la memoria. También para el Pueblo de Dios: construimos nuestra comunidad con el centro en la memoria del Misterio Pascual, la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, Buena Noticia anunciada a los pobres. Y esta memoria incluye, particularmente, la memoria de aquellos que, como el Maestro, entregaron su vida por devolver humanidad y dignidad a quienes son víctimas de la violencia y ambición de riquezas y poder de unos pocos.

    No es inocente que, a la par de empobrecer aún más a los más pobres de nuestra Patria, en estos tiempos se trate de obstaculizar e incluso silenciar el ejercicio de la memoria. Y, como cristianos, nos resulta particularmente escandaloso que, también en nuestra Iglesia, se trata de quebrar el espinazo de una comunidad prohibiéndole la memoria y borrando todos sus signos: es el eje de un modelo pastoral que pretende una grey dócil y obediente.

    Como pastores, tratamos de realizar nuestra misión recordando lo que decía San Agustín a los fieles de su diócesis: «Para ustedes soy obispo, con ustedes soy cristiano… Aquél es nombre del oficio recibido, éste es nombre de gracia; aquél, de peligro; éste, de salvación… A todos los debo amar... ayúdenme orando y obedeciendo; para que me deleite no tanto presidir cuanto servir» (Sermón 340). Por eso queremos llamar a nuestro hermano, el nuevo párroco de la Isla Maciel, a recapacitar recordando su condición de bautizado y, por tanto, ante todo hermano de los fieles de su comunidad, y sepa primero obedecer, como el santo obispo de Hipona, su historia y compromiso.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    En el año de los Mártires Riojanos, 20 de febrero de 2019

    (114)

    La Palabra de Dios se hizo carne de fraternidad (cf Jn 1,14)

    Así expresaba el Papa Francisco en la Navidad pasada su “deseo de fraternidad”:

    “Fraternidad entre personas de toda nación y cultura. Fraternidad entre personas con ideas diferentes, pero capaces de respetarse y de escuchar al otro. Fraternidad entre personas de diversas religiones. Jesús ha venido a revelar el rostro de Dios a todos aquellos que lo buscan. Y el rostro de Dios se ha manifestado en un rostro humano concreto. No apareció como un ángel, sino como un hombre, nacido en un tiempo y un lugar. Así, con su encarnación, el Hijo de Dios nos indica que la salvación pasa a través del amor, la acogida y el respeto de nuestra pobre humanidad, que todos compartimos en una gran variedad de etnias, de lenguas, de culturas…, pero todos hermanos en humanidad… Que este tiempo de bendición le permita a Venezuela encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población”.

    También nosotros queremos adherir a este deseo del Papa ante el sufrimiento del querido pueblo venezolano. Queremos expresar nuestro más profundo rechazo ante el intento de golpe de estado en Venezuela, que, lejos de este deseo de vida fraterna para nuestros pueblos, cierra las puertas al diálogo y a la reconciliación.

    Creemos que el gobierno de Venezuela ha sido elegido democráticamente mediante uno de los sistemas electorales más transparentes del mundo. Han habido ya elecciones libres en este país hermano.

    Condenamos las políticas hegemónicas de los EE UU sobre los países de América Latina y el Caribe y las consecuentes presiones a sus gobiernos, que menoscaban el derecho a la autodeterminación de nuestros pueblos. Por eso consideramos digna de repudio toda injerencia externa en los problemas internos de nuestros pueblos.

    En particular nos parece despreciable la actitud de algunos gobiernos de nuestro continente, incluido el nuestro, que, sometidos a los intereses del imperio, de las grandes corporaciones y de la economía neoliberal, se han arrogado el derecho de decidir por el pueblo venezolano quién debe gobernarlo. Nuestros países tienen la capacidad y el derecho soberano de autogobernarse a través del pleno desempeño de sus instituciones.

    Venezuela, como cualquiera de nuestros países de la Patria Grande, tiene sus problemas internos. Nadie ignora que muchos de estos problemas son generados “desde fuera” con la complicidad de mezquinos intereses que se defienden “desde dentro”. Pero son los mismos venezolanos quienes deben solucionarlos.

    Que la fraternidad sea una realidad en América Latina y en el mundo, con el respeto profundo a la autodeterminación de los pueblos.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

    24 de enero de 2019

    (188)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Mensajes del Grupo

En el año del Bicentenario de nuestra patria.

Los curas en la Opción por los Pobres nos hemos reunido en nuestro 24º Encuentro anual.

 Como todos los años, hemos celebrado el reencuentro, la vida, y nuestra experiencia evangélica y gratificante de caminar junto a los pobres.

Mirando nuestra realidad, hay cosas ante las que nos parece que no podemos callar:

* No le reconocemos ninguna autoridad al Sr. Biolcatti, ni a la Sociedad Rural y sus adjuntos para hablar de los pobres, cuando sabemos claramente que las políticas que han propuesto o impuesto sistemáticamente, han sido causa de más pobreza, y más opresión en nuestra Patria.

* Coincidimos plenamente con la importancia de otorgar a los jubilados un justo 82% móvil, aunque no les reconocemos a muchos de los que levantan ahora esta bandera, ninguna autoridad para hacerlo, cuando descontaron un 13% de los salarios, apoyaron el perverso sistema de las AFJP, o vetaron leyes que beneficiaban a los jubilados. Sí esperamos que se continúen realizando todos los esfuerzos posibles, y a su vez se exprese con justicia de dónde es posible obtener los fondos correspondientes para este acto necesario y digno.

* Nos resulta difícil entender que el mismo gobierno que levanta -¡y lo celebramos!- las figuras martiriales de Mugica y Angelelli en las conmemoraciones del Bicentenario, no ponga límites a la minería a cielo abierto de la Barrick Gold y otros mega emprendimientos semejantes, o no impida la fumigación de los campos de soja con los que el nivel de arsénico en el agua se está elevando en grados alarmantes. En este mismo contexto, no podemos menos que celebrar que el acceso al agua sea considerado en nuestros días, uno de los derechos humanos imprescindibles.

* Nos resulta preocupante y escandaloso que en el clima de la clara oposición a la Ley de Medios que deroga una ley de la Dictadura, de las firmes evidencias de la fraudulenta adquisición de Papel Prensa y la seria probabilidad que los hijos de la Sra. Ernestina de Noble hayan sido apropiados ilegalmente, un grupo de dirigentes políticos se reúnan con la máxima autoridad del Multimedios hegemónico en un peligroso mensaje para la sociedad, que ellos mismos dejaron trascender.

* No podemos dejar de manifestar nuestra disconformidad con el modo de actuar de sectores de la Iglesia ante la reforma del Código Civil, que se caracterizó más por el tono amenazante y apocalíptico que por el diálogo y el respeto que la misma Iglesia pregona.

Como curas, no podemos menos -a su vez- que reconocer en nuestra vida cotidiana notables signos de alegría y esperanza. Sea entre la vida de los pobres, como su fe y su religiosidad, que nos han acompañado en estos días, como en nuestra realidad cotidiana, entre los que no podemos menos que reconocer la Asignación Universal por Hijo, como un elemento fundamental de justicia y dignidad; el avance en los juicios contra los delitos de lesa humanidad, la investigación parlamentaria de la Deuda externa y la propuesta a las Abuelas de Plaza de Mayo como candidatas al premio Nobel de la paz, cuya candidatura apoyamos.

Como curas, sentimos la alegría una vez más de renovar nuestro deseo y compromiso de estar junto a los pobres y con ellos caminar junto a la Virgen en la fe, la esperanza y el amor.

Florencio Varela, 12 de agosto de 2010

 

Solidaridad con los curas de Merlo

Los curas, reunidos en nuestro 24º encuentro anual de "Curas en la Opción por los pobres", escuchando lo que nos han contado y hemos visto acerca de la gravedad de la situación de violencia, patoterismo y panfleteadas a las que se han visto sometidos compañeros nuestros y organizaciones populares por parte de sectores de poder en el distrito de Merlo (Pcia. de Buenos Aires), y movidos por nuestra fidelidad al Evangelio de Jesús, queremos solidarizarnos con ellos y con todos los que de una u otra manera quieren hacer suya la voz y la práctica de Jesús en el trabajo solidario y liberador en favor de los pobres y las víctimas de los sistemas de exclusión y opresión. Sin que esto deba entenderse como una opción por uno u otro sistema político alternativo.

Desde nuestro lugar y espacio de servicio queremos abrazarlos en estos momentos y hacerles llegar nuestra fraternidad y compañía.

Florencio Varela, 12 de agosto 2010

Visitas: 1495

Lecturas sugeridas

Encuentro Nacional 2001…

Nosotros, 80 sacerdotes diocesanos y religiosos de diferentes regiones del País, hemos recordado al…

Carta al Pueblo de Dios Nº 11

Carta al Pueblo de Dios Nº 11…

11ª carta al Pueblo de Dios   upo de curas en Opción por los pobres15 de julio de 2016…

Los indios ante el tercer milenio…

Los indios ante el tercer milenio Eleazar López Hernández (Fuente: Lat Ciertamente asisti…

Sobre la minería a cielo abierto…

Frente a las reiteradas protestas populares relacionadas con el rechazo a la minería a cielo abierto…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 82 visitantes y ningun miembro en Línea