America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    Mensaje a las comunidades y al pueblo del que formamos parte:

     

    Como grupo de curas opp nos hemos reunido en estos días en nuestro encuentro anual. Nos convocó, este año, reflexionar con motivo de los 50 años del documento de los obispos argentinos conocido como “San Miguel”; documento en el cual la Iglesia reafirmó su saberse pueblo de Dios en medio del pueblo argentino. Eso queremos ser, sabiendo que, desde 1969 a nuestros días, muchas cosas han cambiado.

    No entendemos que el pueblo sea el conjunto de los ciudadanos de la Nación, porque sabemos bien que hay quienes no defienden los intereses del pueblo sino los propios, o los de su clase o sus familiares y amigos. Un pueblo tiene un proyecto que es de vida y esperanza, de solidaridad y vida en comunidad. Vida en la que llora sus muertos, se solidariza con los dolores y celebra sus fiestas, comparte sus bienes y su fe, y brinda en los espacios de esperanza.

    Caminando y viviendo en medio del pueblo, del que formamos parte, podemos ser testigos de sus lágrimas y de sus dolores. Las angustias por no tener pan y trabajo, por la salud amenazada, por los niños ya no sin futuro sino casi sin presente, por los ancianos de los que el Estado se desentiende en sus medicamentos y sus jubilaciones, y, esto, además, siendo testigos de la mentira cínica y casi burlona de los gobernantes. Compartimos el dolor que padece nuestro pueblo, pero somos testigos también de la esperanza que se ve en sus ojos y sus gestos desde las recientes elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias. Elecciones por las que los poderosos quisieron castigar a los pobres y al pueblo todo poniendo en riesgo, más aún, la estabilidad social y económica jugando con el mercado, subiendo deliberadamente el dólar para castigar a los que no los votaron y comprometiendo el futuro, ya difícil, que espera a los próximos gobernantes.

    Nuestra mirada quiere partir, teniendo un oído en el Evangelio y el otro en el pueblo, como siempre lo hemos intentado hacer, desde el lugar de las víctimas: los niños y los ancianos, las mujeres víctimas del patriarcado y la violencia del que pretende adueñarse de sus vidas y sus cuerpos, las personas presas políticas y quienes padecen la injusticia de un poder judicial cómplice de los poderes de ayer o de hoy, de los y las pobres y los desocupados, migrantes y enfermos, el campesinado y quienes son desposeídos de sus tierras por los amigos del poder, de las víctimas del extractivismo y quienes son invisibilizados e invisibilizadas por causas de sus etnias, sus elecciones personales, su situación social o económica, de todos aquellas y aquellos a los que desde el poder se victimiza. Querer ubicarnos del lado de las víctimas del sistema que mata a los más pobres y mirar desde su situación nos hace aprender a mirar con los ojos de Jesús de Nazaret ejecutado por los poderosos, y miembro de un pueblo victimizado por el imperio.

    Mirando con la nueva esperanza que se vislumbra en el horizonte, quisiéramos decirles a los gobernantes que asumirán en los próximos meses que no se olviden de las víctimas que hemos mencionado anteriormente; que ante la nueva deuda externa contraída irresponsablemente recuerden que los y las pobres están siempre primero. Que escuchen sus alegrías y dolores, que los y las tengan en cuenta en cada una de sus acciones y palabras y que lleven una vida austera conforme a la existencia que tanto le cuesta llevar adelante a nuestro pueblo.

    En el pasado mes de abril la Iglesia argentina pudo celebrar la beatificación de los mártires Carlos, Gabriel, Wenceslao y Enrique, a los que llamamos “mártires riojanos” porque es allí donde eligieron sembrar vida y gastarla hasta el final. A ellos les pedimos que intercedan por el futuro de nuestra Nación, por los responsables tanto de la Iglesia, que debe ser pueblo de Dios en medio de los pueblos, como de la Patria que empezamos a transitar, para que sepan mirar al pueblo, escucharlo y servirlo. Sabemos que “pueblo es el que no oprime y lucha contra la opresión”, y por eso queremos poner en ellos el oído que nos desafía a hundir nuestras raíces en la Madre Tierra de todas y todos y así, con el otro oído puesto en el Evangelio, trabajar y soñar con un mañana nuevo como el que el pueblo añora desde sus dolores cotidianos. Es desde y con las víctimas que una vez más, queremos seguir andando, nomás.

    Curas opp, Villa Allende 22 de agosto 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (122)

    Comunicado del Grupo de Curas en la Opción por los pobres ¡PAREN LA MANO!

    "

    "EI Señor Dios llamo al hombre y le dijo: "¿Dónde estás?" (Gen 3,9)

    Cuando Israel trata de describir la crisis que vive su comunidad, narra en un relato primordial, simbólico y mítico como la armonía creada por Dios es destruida por el hombre, quien da la espalda al proyecto de Yave y culpa a su semejante sin hacerse cargo del mal ocasionado. "Pasaron cosas", "el mercado", "tormentas", "pesada herencia", suenan en nuestra patria como sinónimos de aquel pecado no asumido responsablemente,

    Hemos vivido una nueva jornada histórica en las elecciones PASO. Con alegría y esperanza, y en medio de la crisis (algunos hablan de "catástrofe") social y económica, el pueblo se expresó a lo largo y ancho del país. Nos unimos a esta alegría popular.

    Pero los movimientos en la "city financiera" de este lunes nos llenaron de preocupación. Mas aun, las declaraciones del Sr. presidente de la Nación nos dejaron consternados. Lejos de toda autocritica volvió a invocar causas ajenas a sus políticas como las responsables de este colapso. Desde echar culpas al "kirchnerismo" hasta responsabilizar al pueblo que "no supo elegir porque elige el pasado", las palabras de del presidente Macri fueron lamentables. No solo sigue culpando de su propia impericia a la "pesada herencia", sino también a quienes no solo no eligen el pasado, sino que optan por quienes ellos entienden que pueden ofrecerle un futuro venturoso: sin hambre, con trabajo digno, con educación y salud para todos, con respeto por el otro, en una patria de la que nadie sea excluido. Y, con seguridad, el actual gobierno no pudo ni quiso ofrecérselo.

    La corrida cambiaria, con la que "el mercado" reaccionó frente a los resultados eleccionarios de ayer, es altamente alarmante. Se intenta doblegar la voluntad popular por caminos de inescrupulosa ganancia y negocios oscuros, que generan el desconcierto en la población. Proponen una nueva devaluación que volverá a pagar el conjunto del pueblo con el crecimiento de los índices de pobreza e indigencia, poniendo en riesgo la paz social. Y el presidente parece más preocupado por culpar ahora a sus sucesores de las consecuencias de la especulación financiera, dando la espalda al sufrimiento y la voluntad del pueblo, expresados en los comicios.

    Es por esto que hacemos un llamado a la reflexión en esta hora tan crucial para los destinos de nuestra Patria. Exigimos a nuestros dirigentes, especialmente a los integrantes del gobierno, y de modo particular al titular del poder ejecutivo hasta el próximo 10 de diciembre, que piensen y obren en favor del pueblo, y especialmente de los pobres. Repetir la palabra "escuchar" no es, sin más, estar escuchando. No sean sordos al clamor de los que sufren.

    El gobierno tiene una responsabilidad institucional indelegable frente a esta situación de crisis.

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

    13 de agosto de 2019

    (152)

     


"Con un oído en el Evangelio y
otro en el Corazón del Pueblo"

(Enrique Angelelli, Obispo de La Rioja 1923-+1976)

 

Visitas: 62753

Lecturas sugeridas

Encuentro 2004 Pedro Trigo…

Pedro Trigo (24 y 25 de agosto) El tema del sujeto parece un tema centralizador de todo lo que se…

Este es el ultimo Mensaje del Grupo Emitido

Este es el ultimo Mensaje del Grupo Emitido…

es_ES!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.create…

El Reino de Dios…

Del libro de Rafael Aguirre La Mesa Compartida (Sal Terrae1994) 135-163 1. El Reino de Dios, c…

Encuentro Nacional 2000…

"El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado con la unción. Me ha envia…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 16 visitantes y ningun miembro en Línea